El agradecimiento

Gracias por este ratito que me vas a conceder leyendo mis palabras. Gracias por haber ojeado nuestro querido Adelanto Bañezano y detenerte en este trocito de la pagina donde tengo el honor de plasmar mis pequeños conocimientos sobre psicología. Gracias a Tista, a Sara, a Francis, a Joaquín y a todos los los colaboradores, al equipo editorial y hasta a Gutenberg por inventar la imprenta…

Hay tantas cosas que agradecer en esta vida, y somos tan desagradecidos.

El agradecimiento es una práctica en “desuso”, aunque yo últimamente he descubierto una corriente de crecimiento personal que ha dado valor a lo que el agradecimiento influye en el hecho de ser mas o menos feliz, en el modo de estar mas o menos feliz. Y es tan sencillo. Hace unos años se veneraba que el éxito daba la felicidad, y actualmente es al contrario, se sabe que la felicidad trae consigo el éxito.

Se puede ser agradecido de dos formas: condicional o incondicionalmente.

De manera condicional es devolviendo gratitud de forma verbal o espiritual o a través de acciones por haber recibido algo, porque se haya cumplido algo, porque hayamos superado algo, etc

De manera incondicional, siendo agradecidos sin tener a que o por que, simplemente asimilando que tenemos esto o aquello gracias a algo o alguien incluso del pasado mas remoto, o que sea tan incomprensible como un proceso químico que produce la madurez de una manzana que puedo saborear después de comer.

Las personas más felices sienten gratitud por todo y por nada en especial. No necesitan razones concretas (aunque si se ponen a buscarlas, la lista de motivos es inacabable). Viven instaladas en reconocer lo bueno que tienen por el simple hecho de estar vivas, al margen de lo que les sucede. No necesitan razones de peso para estar agradecidas porque haber recibido la vida ya les es suficiente. Incluso hay personas, tan habituadas a vivir en esta actitud, que agradecen cosas tan intangibles como una sonrisa, un amanecer, una inspiración, la brisa suave, la calidez del sol o un instante de paz… O incluso son capaces de agradecer a futuro: algo valioso que se aprenderá mañana, el próximo libro que se leerá y que quizá aún no está ni escrito, o incluso la música que sonará en el propio funeral. Es lo que se podría llamar “agradecimiento gratuito”: no se debe a nada tangible, pero conmueve por igual.

Te propongo un reto para ser mas feliz. Anota al final del dia, durante una semana, tres cosas por las que estas agradecido ese dia (no se vale repetir…) Y pasada esa semana piensa como te encuentras, y busca sobre todo si estas mas en paz contigo mismo y el entorno, y sobre todo si eres un “pelin” mas feliz.

GRACIAS DE TODO CORAZON POR ESTAR AHÍ.

Publicado en Adelanto Bañezano

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s