La dependencia emocional (2ª parte)

Como dejar de ser una persona dependiente emocionalmente de otra. Ese es el fin de mi artículo de hoy, darte pautas para salir de esa relación insana, o que las conozcas por si pueden ayudar a alguien cercano a ti que las necesite.

Pues la primera es de cajón de madera de pino, ya verás.

  • Reconocer que hay un problema. (¿Cómo te has quedado?) Pues como en todo problema, el primer paso es reconocerlo. ¿En que fijarse? Pues muy sencillo, lo primero en si mi felicidad se centra sola y exclusivamente en otra persona. Si antepongo el deseo de otro al mío propio. Si caigo fácilmente en chantajes emocionales. Entre otras muchas… La persona con dependencia emocional necesita al otro para disfrutar.En cambio la persona dependiente no puede estar sola porque se deprime y su autoestima decae, siendo incapaz de disfrutar de la vida. Ha convertido la relación con el otro en su única necesidad para creer sentirse bien.
  • Analizar qué es lo que se hace por amor y/o cariño hacia el otro y que me perjudican. ¿Qué cosas tenía la otra persona que te perjudicaban?, ¿qué has hecho tú por el otro que a ti te hacía daño?, ¿has dejado de lado amistades, familia, actividades, estudios, desarrollo personal, etc..?, ¿te han tratado con el respeto que te mereces?

¿Has hecho cosas que no están bien para no perderla?, ¿cómo ha sido tu estado emocional?, ¿sientes que has mendigado amor o afecto y has ido muy insistente detrás?, ¿has aguantado muchas cosas negativas con tal de no perder a esa persona?

  • Cuidar la autoestima, reforzándola, apuntalándola, para acabar con esa dependencia emocional. Desde el respeto hacia uno mismo como base, desde el amor mas profundo por nosotras mismas. Trabajando día a dia por convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, el mejor espejo de nostras mismas
  • Aprender a estar solo/sola. Es maravilloso caminar por este valle de lágrimas acompañado, pero no olvides que mas vale “sólo” que mal acompañado. Hay que darle valor a la soledad. Primero tenemos que amarnos a nosotros mismos y aprender a convivir con la soledad y luego, seremos capaces de amar a los demás de una manera sana y madura.

 

Son cuatro pasos muy básicos. Pero ten claro que la persona que mejor te puede ayudar en tu camino de salida de la relación de dependencia es un profesional que conoce las herramientas con las que puedes escapar de esa vida de “esclavitud” hacia otra persona en la que tu solito y/o solita te has metido.

Valórate. Respétate. No caigas en el descredito de tu persona. Porque recuerda que eres un ser único e inimitable, como un valioso diamante, y la primera persona que tiene que valorarlo eres tú.

Publicado en Adelanto Bañezano

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s