Archivos Mensuales: abril 2017

No cargues tu maleta de vida

La mochila que cargas a la espalda

No, no te voy a hablar de la mochila de Pocholo. ¡No!

Te voy a hablar de la tuya, ¿qué que mochila?, esa, la de tu vida, la que cargas bien rellenita a la espalda y no te deja avanzar ni cogiendo impulso.

¿Qué no entiendes nada? Pues te lo explico.

A lo largo de nuestra vida cargamos una mochila (otros le llaman maleta, a mi me gusta más mochila, por eso de que la llevamos a la espalda) en la que cabe todo. Si, si, todo. Desde la hipoteca de la casa, hasta el día que te caíste de la bici cuando tenías 15 años y te dolió tanto que aquella niña preciosísima que te tenía embobado se riera con sus amigas. Cabe tus problemas de no haber podido estudiar, de no conseguir ser más delgada, cabe… pufff… imagina cualquier cosa que no conseguiste, cualquier frustración que tengas, todas las tristeza a las que te has enfrentado en la vida, toda la culpabilidad que sientes, toda la dependencia emocional que acarrea vivir sin o con alguien… Imagina, ¡todo cabe!

¿Y así quien es el “guapo” o la “guapa” que es capaz de avanzar, de conseguir metas, de saltar obstáculos vitales, de superar situaciones incomodas y/o que parecen insalvables?

Y ni que decir tiene si además de mí misma, dejo a otras personas que me metan cosas en la mochila, como reacciones de ira incontenida e indiscriminada, ridiculizaciones sobre mi persona, falsos testimonios que me perjudican en mi día a día, fijaciones obsesivas con mi “maldad”… ¡Bueno! ¡Bueno! ¡Bueno! Así sí que ya ¡apaga y vámonos!

Pues sigue imaginando y piensa como caminar con todo ese peso a la espalda y hasta donde serás capaz de llegar. Y lo que es más grotesco aún: imagina porque no lo sueltas, porque no dejas cosas fuera de la mochila, porque no metes la mano y sacas ese trillón de cosas que te paralizan. Esto es autosabotaje, nos perjudicamos aun a sabiendas de que lo estamos haciendo. Pero, ¿por qué nos hacemos semejante barbaridad? ¿Por qué nos perjudicamos así en este ya “valle de lágrimas”? Con lo fácil que sería soltar la mochila y seguir hacia adelante, livianos, sin mayores pesadumbres, ni mayores cargas que las que podamos resolver diariamente.

Pues muy fácil, porque somos unos “rajaos”, unas cobardicas, y tenemos una mieditis aguditis a soltar, a dejar cosas en el camino…

Si mi querido lector, mi adorada lectora, tenemos temor a soltar. Pensamos que si sacamos mucho de la mochila dejaremos de ser quienes somos…

Y hasta aquí puedo contar por hoy, de esto y de como soltar lastre te cuento en el próximo artículo… ¡No te lo pierdas!

Publicado en Adelanto Bañezano

Para tod@s l@s que no pudisteis escucharnos en directo aqui os dejo el programa de radio con el gran Mati Alonso, en el 107.7 del dial local en La Bañeza Radio.

Gracias a tod@s por disfrutar de ellos

Anuncios

La pasión

La pasión (del verbo en latín, patior, que significa sufrir o sentir) es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto. Así, la pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo. El término también se aplica a menudo a un vivo interés o admiración por una propuesta, causa, actividad, y otros. Se dice que a una persona le apasiona algo cuando establece una fuerte afinidad, a diferencia del amor que está más bien relacionado con el afecto y el apego.

La pasión nos convierte en ocasiones en vehementes, pero es verdad que es un motor maravilloso para la consecución de sueños y para hacer realidad proyectos que nos completan como personas y nos hacen felices. Así mismo y no bien gestionada se puede convertir en lo que se denomina “bajas pasiones” que son las dañinas y perjudiciales (sobre todo para quien las sufre) y que la mayoría de las veces se controlan mediante esquemas mentales educacionales y/o sociales

Pero de pasión (y de las buenas) sabemos en nuestra tierra de sobra… Estamos inmersos en la semana de la pasión religiosa, vivimos pasión motera, pasión carnavalera, pasión solidaria, pasión musical y coral, y nos apasiona vivir disfrutando…

Si de algo sabemos los bañezanos y comarcanos es de pasiones, nuestro día a día discurre entre nuestra pasión por salir adelante y nuestra pasión por ser personas felices. Por eso ponemos todos nuestros sentidos y nuestros sentimientos en cada cosa que hacemos, que disfrutamos, o por la que luchamos… ¿Y que mayor demostración que nuestra semana santa? Estos días creyentes y no tan creyentes ponemos nuestras pasiones al servicio de venerar a nuestra imaginería, a nuestros dulces típicos de esta época y por su puesto a nuestro licor leonés por excelencia de estas fechas, la limonada, única e inimitable y que los foráneos al probarla se apasionan por nuestra semana santa.

Por estas cosas y por ser fechas en las que nos reunimos con los nuestros que vienen de lejos para estar con familias y amigos la pasión semana santera nos arrebata y nos embriaga hasta hacer de estos días unas jornadas principales en el calendario de todo bañezano y comarcano.

Así que desde mi pasión de escribiros en este maravilloso semanal os deseo unos muy apasionados días de Semana Santa y que los disfrutéis y “estrujéis” a tope con toda esa pasión que de nuestros corazones sale cuando estas fechas se presentan entre los nuestros y descansando del día a día.

Publicado en Adelanto Bañezano