Archivos Mensuales: abril 2016

Yo soy yo y estoy bien (Virginia Satir)

Son las 2 de la madrugada y acabo de hacer un maravilloso descubrimiento…
El escrito de Virginia Satir sobre la estima y la valoración  de un@ mism@.
Seguramente que much@s ya lo conociérais, pero dejadme que confiese que me siento triste de no haberlo encontrado antes dada mi machacona insistencia sobre la importancia de conocerse a un@ mism@ y su propia valoración positiva.
Dusfrutadlo y no dudéis en compartirlo, ya que es un mensaje altamente necesario y constructivo para todas aquellas personas a las que améis y deseis que sean felices…

image

YO SOY YO
Por Virginia Satir

En todo el mundo no hay nadie como yo. Hay personas que tienen algo en común conmigo; mas nadie es exactamente como yo. Lo que surge de mi es verdaderamente mío y de mi pertenencia.

Soy dueña de todo lo que me concierne: de mi cuerpo, incluyendo todo lo que hace; de mi mente, incluyendo todos sus pensamientos e ideas; de mis ojos, incluyendo las imágenes que elijo contemplar; de mis sentimientos, cualesquiera sean: ira, gozo, desilusión, frustración, amor, excitación o desencanto; de mi boca, y de todas las palabras que de ella salen con rudeza o con delicadeza, sean ellas de cortesía o de ternura; correctas o incorrectas, sutiles o groseras, corteses o impiadosas, de mi voz, sea fuerte o suave, de todas mis acciones, dirigidas a los otros o hacia mi misma.
Soy la dueña de mis fantasías, de mis sueños, de mis esperanzas, de mis temores. Soy la dueña de todos mis triunfos y de todos mis fracasos; de todos mis aciertos y de todos mis errores. Como soy la dueña de todo lo que yo soy, soy yo quien puede llegar a conocerme en la intimidad.
Soy capaz de amarme; de ser afectuosa conmigo en todo lo que me forma.
Soy capaz de mejorar trabajando para mi mejor provecho.

Soy conciente de que hay aspectos de mi misma que me embrollan,
y de la existencia de otros aspectos que no conozco todavía.
Mas mientras persista respetuosa y amorosa conmigo misma,
valiente y esperanzada, puedo buscar las soluciones a todos los embrollos; puedo encontrar los medios para llegar a conocerme más.

Sea cual sea mi imagen visual y auditiva, diga lo que diga, haga lo que haga, piense lo que piense y sienta lo que sienta en un instante del tiempo,
esa soy yo.
Esto es lo real y lo que refleja donde estoy en ese instante del tiempo.
Más tarde, al revisar mis anteriores imágenes visuales
al repasar lo que dije y lo que hice; lo que pensé y lo que sentí,
quizás descubra que algunas piezas no encajan por completo.

Puedo descartar lo que no encaja;
Y conservar lo que efectivamente encajó bien.
Puedo inventar algo nuevo y ponerlo en su lugar
Puedo ver, oír, sentir, pensar, decir y hacer.
De mi vida soy la dueña y soy dueña de mi misma
Usando las herramientas para sobrevivir,
para vivir y estar cerca de otros,
para ser productiva, y encontrar el sentido a las cosas que me ocurren
para descubrir el orden de mi mundo
con la gente y con las cosas de mi mundo.
Soy dueña de mi misma,
Y por ello puedo construirme; moldear mi razonamiento y perfeccionarme
Eso está muy bien.

Yo soy yo, y estoy muy bien.

El insomnio

Seguro que más de una noche has hecho “imaginaria”…. Seguro que en alguna temporada de tu vida  no has dormido más de cinco o seis horas diarias… Eso querida lectora, estimado lector se denomina INSOMNIO y se define (de manera simple) como la dificultad para iniciar o mantener el sueño.

¿Cuántas horas de sueño necesitamos?

No todo el mundo necesita dormir las mismas horas. Necesitamos dormir las horas que nos proporcionen el descanso suficiente para rendir durante el día de forma normal, lo que puede variar de persona a persona en función de múltiples factores, como por ejemplo, la edad. Compárese lo que duerme un bebe y lo que duerme una persona de edad avanzada.

¿Por qué aparece el insomnio?

El insomnio es el trastorno del sueño más habitual y el de mayor trascendencia social y sanitaria. Puede ser síntoma de trastornos fisiológicos, orgánicos o psicológicos.

Los más comunes a nivel fisiológico  son la existencia de ambientes ruidosos, calurosos o desagradables; cambios frecuentes de horario o de turnos de trabajo, viajes intercontinentales (jet lag) y el consumo de alcohol, café o tabaco. De tipo orgánico nos encontramos mayormente dolores o malestar corporal en estos casos el insomnio suele ser de tipo crónico. Las causas psicológicas más frecuentes son el estrés de la vida diaria y acontecimientos de tipo personal, afectivo y laboral.

Consecuencias del insomnio

El insomnio y la falta de horas de sueño tienen consecuencias evidentes en el día a día de las personas que lo sufren.  No dormir, dormir poco o mal puede llegar a convertirse en una verdadera tortura. Una persona que sistemáticamente tarda mucho en dormirse es víctima de un trastorno que repercute negativamente sobre su cuerpo, sus funciones mentales y su rendimiento durante el día.

Pueden provocar la alteración del rendimiento de las tareas escolares o laborales, así como disminuir la calidad de vida relacionada con la salud. Sin embargo, son completamente reversibles una vez que se ha obtenido el sueño adecuado.

¿Qué hacer ante síntomas de insomnio?

El insomnio transitorio o de corta duración (menor a tres semanas) puede tratarse realizando cambios sencillos en sus rutinas y hábitos alimenticios, de forma complementaria a la toma de algún medicamento que no precise receta médica y no cree adicción.

  1. Regular el sueño: procurar acostarse y levantarse cada día la misma hora.
  2. Evitar estimulantes: la cafeína, el alcohol o la nicotina antes de dormir, pueden agravar el insomnio o producir un sueño no reparador.
  3. Evitar comidas copiosas antes de acostarse.
  4. Realizar ejercicio físico a lo largo del día. Sin embargo, es importante moderar la intensidad del ejercicio a última hora de la tarde. Además, es recomendable hacer alguna actividad relajante antes de irse a dormir como leer, escuchar música suave, tomar un baño de agua caliente o visualizar imágenes de recuerdos agradables.
  5. Dormir sólo lo necesario para sentirse descansado y despejado al día siguiente.
  6. Evitar estar en la cama más de 8 horas, y no permanecer en la cama para trabajar, comer o ver la televisión.
  7. Levantarse de la cama si no se logra conciliar el sueño. No consultar el reloj durante la noche.
  8. No realizar siestas largas durante el día. La siesta no debería de durar más de 20 minutos.
  9. Mantener condiciones adecuadas para dormir: un ambiente tranquilo, relajado, sin ruidos ni luz, con ventilación y con una temperatura adecuada.
  10. Acostarse cuando se tenga sensación de somnolencia.

De ser preciso, acompañar puntualmente las medidas de higiene del sueño con la ingesta de un inductor del sueño bajo recomendación de un farmacéutico.

Publicado en Adelanto Bañezano

La primavera la sangre altera

Pues ya llegó la primavera… ¡Por fin! Comienza la estación más loca del año. La primavera está asociada a euforia, enamoramientos, fiestas… y es que la primavera provoca cambios en nuestra fisiología, entre otras cosas, por el aumento de las temperaturas y la mayor cantidad de horas de luz que hacen que se modifique nuestro sistema endocrino que es el encargado de producir hormonas como la melatonina o serotonina y estas hormonas nos hacen sentir sensaciones agradables y nos provocan mayor motivación por realizar actividades sociales.

Refranes como «La primavera, la sangre altera» son trasladados en el tiempo a través del boca a boca, gracias a que pueden llegar a ser espejos de nuestras formas de sentir, pensar y de nuestra cultura. En esta frase hay bastante contenido cultural, ya que durante muchos años, nuestra vida ha estado muy asociada a la periodicidad de la agricultura y como todos sabemos, en primavera nuestros pueblos se llenan de fiestas para festejar las nuevas cosechas, el entorno pasa de gris a verde y se elevan históricamente los índices de natalidad.

¿Por qué la primavera la sangre altera?

1-       El humor o el estado de ánimo es una función del cerebro que está condicionada por unos ritmos biológicos que en su mayoría son hormonas, estas se activan en función de la cantidad de luz y en parte, también, de la temperatura.

2-      Al haber más luz, salimos más y estamos más animados por lo que es más probable que nuestras relaciones sociales aumenten.

3-      Con el aumento de luz producimos más melatonina, hormona que se genera por la percepción de la luz a través de la retina que nos ayuda a regular el sueño y el estado de ánimo. Por eso dormimos bien y tenemos mejor humor.

4-      En primavera también aumenta la segregación de las feromonas por lo que el impulso sexual lo tenemos más despierto.

5-      La dopamina, norepinefirna y oxitocina también se producen más en esta estación del año y esto provoca que nos aumente el apetito sexual, el ánimo y la actividad. La dopamina influye también en el enamoramiento.

6-      El aumento de las temperaturas provoca que nos vistamos con menos ropa que psicológicamente también influye para que nos fijemos más en otras personas.

7-      El cerebro percibe la luz de primavera de tal forma que aumenta nuestro optimismo y nos volvemos más enamoradizos/as.

8-      La serotonina, relacionada con el placer y el disfrute también se ve afectada en esta estación.

9-      Hay en países del norte de Europa, en los que el clima es más gris, donde pacientes son tratados con luminoterapia para mejorar su estado de ánimo.

10-   Conclusiones: en primavera dormimos mejor, somos más optimistas y se estamos más receptivos/as para conocer gente.

Así que demos la bienvenida a la primavera con los brazos bien abiertos y ¡a disfrutar del enamoramiento!

Publicado en Adelanto Bañezano